sábado, 21 de octubre de 2017


FAMILIA EL MASRI DE SALIMA - LÍBANO, RAMAS Y CLANES: 
 
 
Los tres hermanos Jaireddin quienes fundaron a la familia El Masri, en Salima, provenientes del pequeño pueblo de Ain Harchi, ubicado a los pies del Monte Hermón (Yabal El Sheik) en el lado libanés de esta frontera natural entre Líbano y Siria, cuya ubicación esta en la carretera equidistante entre Rashaiyah (al norte) y Hasbaiyah (al sur). Historia por cierto ya mencionado en la sección (capitulo) dedicado a los “Origenes de la Familia El Masri”, hecho ocurrido en el año de 1636 – 1637 (año 1057 de la Hegira o calendario musulmán).

Estos tres hermanos Ali, Ahmad y Slaimen Jaieddin, siendo Ali el mayor de los tres, Ahmad (quien fue asesinado al cuidar el turno de agua en Salima) y Slaimen el menor de los hermanos, cuyos descendientes son sus hijos y nietos, de donde provienen los clanes familiares, siendo las más importantes por el número de sus miembros, los Matar, Mehamed, Yabar, Slaimen, y los Kesim. Luego con el transcurrir de las décadas o siglos, nacen otros grupos o clanes como los Fahou, Salum, Bou Chacra, Haurani, Jatib, etc. Estos se aprecian en el árbol genealógico, como descendientes de los hijos o nietos de los fundadores, nacidos a finales del siglo XIX y durante el siglo XX.

Todos son una sola familia, y no existe sino líderes o líder (Zuhama o Zahim) quienes más que líderes, son los más respetados de cada familia, cuyas palabras son respetadas y sus opiniones tomadas en consideración. Actualmente el papel de estos líderes familiares se ha perdido un poco en estos tiempos modernos de la era del Internet y satelital, aunque persisten dentro de la familia y los clanes. Además de las presencias de los Masheyij religiosos, que sacerdotes o hierofantes de la fe y los masheyij nobles (que no son más que unos notables ancianos).

 
De los tres hermanos.

 
Como ya se señaló, mucho de los clanes, son descendientes de los hijos y nietos de los tres hermanos fundadores de la Casa El Masri, Ali, Ahmad y Slaimen Jaireddine, quienes llegaron de Ain Harshi, ubicado al sur y cerca de Rashaiyah, en el año 1057 del calendario musulmán o 1636 de nuestra era (occidental),

Ellos se instalaron en Salima, El Maten el Ahla (los Altos de El Maten) por invitación del príncipe Abou El Lamah, gobernante en la región, para trabajar sus tierras y engrosar sus filas, con derecho a explotar pequeñas porciones de ella para su beneficio, a casa y turno de agua para subsistir en esta región de los Altos de El Maten, en el centro del Monte Líbano, hasta que uno de ellos fue emboscado por cuidar el turno de agua, hasta ser asesinado, los sobrevivientes se marcharon a Yabal El Duruz (Siria), por sugerencia de la princesa Abou El Lamah, para evitar más derramamiento de sangre, pero igual retornaron con el tiempo para vengar la muerte de su pariente, no antes venir disfrazado el mayor de ellos, Ali Jaireddin, vestido de vendedor egipcio, para espiar a los asesinos de su hermano, de allí cuando le veían llegar le decían llegó el egipcio (que en árabe es El Masri) hecho que ocurrió con los años, hasta que sus hijos y varios hijos de estos llegaron a ser mayores, para consumar la venganza y recuperar el honor por la muerte de Ahmed Jaireddine, para luego volver a Salima definitivamente, ya no como Jaireddin sino como El Masri, el apodo que se ganó Ali Jaireddin y sus hijos y sobrinos, donde muchos de ellos se establecieron para siempre, otros se quedaron en el Yabal y otros en Baalbeck, Mreiyat y Khalouet.

Hoy día muchos de los miembros de esos clanes, son descendientes de los clanes originales, otros son subgrupos de esos clanes, a saber:

 

        Ali                                    Ahmad                                   Slaimen
     .  .    .   .                                  .    .    .                                      .  .  .
    .    .     .      .                               .      .       .                              .   .   .
   .         .       .                  .          .        .           .                .      .      .
Abdel Yabar, Matar, Slaimen.--Yunis, Shahin,  Bou -- Wayasil .    Henaidi
  Beki,   .             .            .                                     Jair                .            .
   .         .       .             .                                                     Mehamed        .
  .     .             .              .            .                                              . . .                .
 . Kesim   Fajereddin   .        Braik (Siria)                   .        .                     .
 .                                   .                                     .               .         .                  .
  .                                  .                           Saloum   Haurani   Bou Chacra   . 
Kasouâ.                  . . . .                                                                                 .
  (Siria).                .  .   .                                                                              .
                     .     .      .     .    .                                                                       .
                 .       .       .       .         .                                                              .
         Yusif  Nayam  .  Hamad      .                                                   Henaidi
           .                     .                        .                                                 (Siria)
        .                       .                             .
  Abras              .                     Fahour
                       Makled (de Siria)

 


Árbol Genealógico Casa El Masri


Ali Jaireddin (el Egipcio o El Masri).
 
El mayor de los tres hermanos, quien espió a Salima y sus alrededores, cabiéndose pasar como vendedor egipcio, de allí que le decían “El Egipcio” o lo que es igual en árabe “El Masri”, quien tubo cuatro hijos, cuyos nombres son Abdel Jedi, Yabar, Matar, Slaimen y Baja Eddin.

Ellos a su vez tuvieron sus propios hijos, entre ellos Matar, quien tuvo tres (3) hijos, Yusif, Najam (Nayam) y Hamad. De estos Yusif era el más inteligente y fuerte, por lo que le conocían como Yusif el Shatir, y vivió en el Yabal Hauran - Siria en el Majdal El Henaidiyet. Se dice que un cuarto hijo de Matar fue Makled, quien se quedó en Yabal Hauran (Ad-Duruz) e hizo su propio clan familiar.

Yabar el otro hijo de Ali, también tuvo dos hijos Kesim y Fajereddin, mientras que de Kesim y Abdel Jedi no se les conoce los nombres de sus hijos.

 Ahmad Jaireddin

 
Era el segundo hermano de los tres, quien tuvo a su vez Yunis, Shehin y Abou Jair, estos que eran pequeños al morir su padre asesinado aquella noche cuando cuidaba su turno de agua, se marcharon con sus tíos y hermanos. De ellos se cree que regresaron con sus tíos a Salima.

 
Slaimen Jaireddin

 Al parecer el menor de los tres hermanos fundadores, tuvo dos hijos, Henaidi y Wayasil (este último también conocido como Yasbal), que al morir su tío Ahmad, al igual que los demás marcharon a Siria, Al parecer sus hijos se quedaron en Yabal Al Duruz, pero Slaimen si regresó a Salima y de él derriba un Clan.

 
Se cree que tuvo un tercer hijo mientras vivió en Siria, era Mehamed, quien si regresó con su padre a Salima – Líbano y se cree es el fundador del Clan Mehamed

 
.- De los clanes familiares.

 
.- El Clan Abdel Hedi.

Son descendientes de Abdel Hedi, uno de los hijos de Ali Jaieddin (Ali el egipcio o Ali El Masri) el mayor de los tres hermanos Jaieddin, quien siguió a su padre hasta el Yabal Al Duruz – Siria y regresó con el a Salima, donde se instaló definitivamente.

Al parecer sus descendientes, en su mayoría se marcharon de Salima y se instalan un poco más al este, como a unos 9 kilómetros, en el pueblo vecino de Bzibdine, ubicado a poca distancia al norte de Qorneyil (Qarneyil). Allí se diversificaron en dos familias, los Abdel Hedi y los Hedi, manteniendo su estrecha relación con Salima y los El Masri. Aun sus descendientes viven en este pueblo, unos pocos en Salima y otros en Baiteddine (Shouf)

.- El Clan Yabar.
 
Descendientes de Yabar, probablemente el segundo hijo de Ali Jaieddine (Ali el egipcio), igualmente siguió a su padre como todos los demás hasta el Yabal Al Duruz para luego regresar con el a Salima, una vez consumida la venganza por la muerte su tío Ahmad, y en Salima se instaló definitivamente.

Hoy día los Yabar son un clan numeroso en Salima y otros pueblos donde se encuentra la familia. De este clan surgen  los populares Kesim y los Fajereddine, arraigados ambos en Salima.

Cabe señalar que por ser uno de los clanes numerosos, y que comparten las mismas áreas de otro clan numerosos como los Mehamed, se han producido una rivalidad histórica que ha creado numerosas historias que caen muchas de ellas en cuentos o fábulas

 
.- El Clan Matar (mattar).

Descendientes de Matar, hijo de Ali Jaieddine (Ali el egipcio o Ali El Masri) el mayor de los hermanos, quien siguió a su padre hasta el Yabal Al Duruz – Siria y regresó con el a Salima, donde se instaló definitivamente.

El clan de los Matar es uno de los más numerosos dentro de la familia El Masri, siendo muy numerosos en Salima, Khaluat y Mreiyat. En Salima, el pueblo origen de la familia se ubican en el Roaisi, Blat y en el centro de el pueblo.

De este Clan nacen los clanes o sub-clanes Hamad, Yusif, Nayam, Fahour y los Maklad asentados estos últimos en Yabal Al Duruz.
 
 
.- El Clan Fahour

Los Fahour son de reciente aparición, provenientes de Fahour Matar El Masri, quien se caracterizaba por su honestidad y respeto hacia los demás, quien nació en Salima en el año 1840, y quien tuvo dos hijos Hassin y Sabra. De este último, Sabra Fahour, se sabe que se casó y tuvo tres hijas Hamidi, Zhahar y Rachidi, casadas todos con miembros de la familia. Cabe señalar que Hamidi se casa con Hamad Hussein El Masri del clan Mehamed, y de allí salen los Abras, entre ellos Nasib y Farid el Abras, hijos de Yussif El Masri, mientras que Rachidi se casa con Mehamed Bchrir, del Clan Mehamed y tuvo a Shehin, Salim y Bchir.

Del otro hijo de Fahour, Hassin (Hassan) Fahour El Masri, el mayor, fue un hombre justo y muy laborioso, cuya honestidad le hizo ganar una respetada fama entre sus parientes, y es él quien verdaderamente da origen al clan ya que a él le llamaban con su apodo de Hassin Fahour. Este personaje tuvo su casa en el centro del pueblo, cerca de Ain el Kamar, la misma de su padre, la cual remodeló y aun existe allí, habitada por uno de sus descendientes, Jihad Fahour.

Casado con Dorra Yabar El Masri y tener seis (6) hijos, Merhi, Shahin, Abbes, Mehamed, Deud y Slaimen, extendió el nombre y fama de este Clan.

Estos seis hijos a su vez tuvieron mucha prole. El mayor de ellos, Merhi Fahour, siguió como su padre, siendo muy laborioso y honesto, llegando a ser el sustituto de su padre como el Señor (líder o Zaim) del Clan, quien tan sólo tuvo dos hijos, Afif y Jihad, el mayor viajó a Venezuela, donde falleció en el año 1974, el mayor, tras estudiar en USA, regresó y vive en la casa familiar.

Otro de esos seis hermanos, Abbes Hassan Fahour El Masri, o simplemente Abbes Fahour, quien estando casado, marchó a México y allí tuvo una relación extra marital dando origen a un grupo familiar hoy conocidos como la Familia Fahour.

El menor de los seis, Shehin Fahour, quien estuvo muy unido con su hermano Merhi, y con ayuda de este marchó al pueblo de Mreiyat, en las faldas orientales del Monte Líbano, que dá hacia el valle de la Bekaa, y allí construyó su casa, tras casarse con Yabar El Masri y tener  cuatro hijos, Raouf, Maarouf, Edil y Herif.

No podemos dejar de mencionar a otro miembro de este clan de la familia El Masri, nieto de Shahin Fahour, e hijo de Raouf Shahin Fahour, Shauki Raouf El Masri, quien desde joven se dedicó a la milicia, hasta escalar altos rangos militares, su neutralidad dentro del ejército, durante la Guerra Civil libanesa, le hizo ganar respeto dentro de las filas, hasta llegar al cargo de General de División, pasando a ser Jefe del Estado Mayor del Ejército Libanés desde el 05 de Octubre de 2005. Posteriormente paso a ocupar el cargo de Comandante en Jefe del Ejército (E) del Líbano, en sustitución de su titular, Michel Slaimen, tras ser nombrado éste como Presidente del Líbano en 2008, hasta que el Parlamento nombre a un nuevo Comandante que por ley debe ser cristiano maronita, y así se hizo a principios de 2009, para volver a su anterior cargo. En pocas palabras, es la primera vez en la historia de este país que un oficial druso de alto rango ocupa esta alta investidura, reservada a un cristiano.

Actualmente, el General de División Shauki El Masri es el onceavo druzo que llega a ocupar el cargo de Jefe del Estado Mayor desde la independencia del Líbano (específicamente a partir de Agosto de 1945),

 
.- El Clan Kesim.

Provienen del Clan de los Yabar, que a su vez provienen de uno de los hijos de Ali El Masri (el mayor de los tres hermanos Jaireddin, fundadores de la familia).

Probablemente el fundador de este clan se llamó Kesim Yabar El Masri durante el siglo XIX o a finales de este, hoy día convertido en verdadero clan familiar muy numerosa y popular, con ramas o subgrupos en Salima y otros pueblos donde habitan la familia, como en Khalouet, Feluga y Mreiyat y en especial en el Kalaá, donde son la única familia El Masri, conviviendo junto con unos pocos de otras familias druzas.

Uno de sus descendientes, Melhim Kesim El Masri, en una discusión que tuvo lugar en Salima a finales del siglo XIX (no se especifica la fecha), mata a dos personas de la familia Said. Esto provocó una querella y disgusto entre ambas familias, pero los jefes familiares de ambas casas drusas se reúnen en una asamblea local y deciden expulsarlo del pueblo, para así evitar retaliaciones y posteriores venganzas. Melhim Kesim se marcha a Baalbeck, y al llegar a Jaur Taali, al sur de esa antigua ciudad fenicio-romana de la Bekaa, se encuentra con parientes, miembros de una anterior venida de uno de los descendientes directos de los tres hermanos fundadores de la familia.

Allí, Melhim Kesim se instala y se enamora de una doncella musulmana chiíta y al pedir su mano, tuvo que convertirse al Islam, y tuvo una gran descendencia, y junto a los ya existentes, son tan numerosos que han superado en número a los parientes drusos de Salima

De esta familia, Neyif El Masri, descendiente directo de Melhim Kesim El Masri, marcha a Beirut y consigue trabajo como policía, pero por su rebeldía fue devuelto a Baalbeck, manteniendo su cargo, este juró que regresaría a Beirut como diputado, y al cabo de poco tiempo se lanza como candidato y gana las elecciones holgadamente y así ocupa una curul en representación de los musulmanes chiítas de la Bekaâ (Baalbeck) en el Parlamento Libanés, y por muchos años, falleciendo a mediados de los años ochenta, ocupando su curul.

Otro de ellos, Abou Hussein Feriz hijo de Brahim El Masri), también conocido como Feriz Ibn Brahim El Masri (hijo de Brahim), quien tras salir de Salima llega al pueblo de Kalaâ, vecina de Khalouet, en el año 1809 (1229 del calendario musulmán), tras casarse con una doncella, hija de Salmén El Henaoui, ese mismo año.

Allí con sus tres hijos, pueblan el lugar y hoy día son los únicos residentes de la villa del Kalaâ, con una gran y numerosa prole. Algunos de ellos emigraron a Venezuela, Brasil, Palestina y Estados Unidos.

A este Clan pertenece el venerado Shaikh Melhim Mehamed Kesim El Masri (Shaikh Melhim El Masri) uno de los pocos santos duzos de la familia, cuyo santuario o Makam, ubicado en dicho pueblo es visitado por numerosos drusos de la comarca y áreas circunvecinas, al igual que su casa. Además de sacerdote druzo, tenía ciertos dones, entre ellos el de ser clarividente, ya que tenía visiones y premoniciones, entre las que se destacan cuando tuvo la visión sobre la muerte de su hijo mayor, Saleah, quien sufrió un aparatoso accidente con su vehículo cerca del paso montañoso de Duhur El Baidar, en la carretera Beirut Damasco. Tras la visión, le dijo a su esposa, mujer prepárate que hoy nos va a venir mucha gente

Uno de sus hijos le siguió sus pasos, Salmen Melhim El Masri, es un ilustre religioso, letrado y escritor, que con su tarbush o sombrero y vestimenta blanca, se diferencia de los demás sacerdotes druzos (o masheyij), quienes usan la tradicional vestimenta negra. Como ilustre religioso, recibe a numerosas personalidades, entre ellos varios políticos, siendo un crítico y si se quiere un revolucionario religioso, que le ha creado ciertas enemistades con otros religiosos y políticos del país por su posición, entre ellos el gran líder Walid Jumblatt (aunque los El Masri en su gran mayoría, para no decir el 90 por ciento son Jumblatis y gran parte de ellos Eshtirakis o que siguen al partido Progresista Socialista Libanés, fundado por Kamal Jumblatt). Como letrado religioso, el Shaikh Salmen Melhim a participado en charlas y entrevistas en radio y televisión, además, ha dictado numerosas charlas y conferencias, no solo en Líbano, sino también en Siria, Venezuela, Brasil y Estados Unidos. A Venezuela y Brasil vino de visita en el año 1995.

La historia de los Kesim en el Kalaâ me fue enviada por el Prof. Shafic Kesim El Masri, residente en esa localidad, con fecha 25 de enero de 1991, por encargo del Sr. Ali Abbes Fahour El Masri.

 
.- El Clan Slaimen.

Descendientes de Slaimen, uno de los tres hermanos fundadores de la estirpe familiar, quien perdió la vida al cuidar el turno de agua de la familia que correspondía a la semana en Salima (ver historia de los orígenes de la Casa El Masri)

Hoy día son pocos los descendientes de él, que a su vez descienden de sus hijos Wayasil, Mehamed y Henaidi, sólo los descendientes de Wayasil mantienen la estirpe del Clan Slaimen, mucho de ellos en Salima. De los otros dos, Mehamed y Henaidi, han fundado sus propias estirpes.

 
.- El Clan Mehamed.

Mehamed o Mehamid es hijo o descendientes de Slaimen Jaireddin, uno de los tres hermanos fundadores de la estirpe familiar, quien perdió la vida, al cuidar el turno de agua de la familia que correspondía a la semana en Salima, tal y como lo hemos señalado anteriormente (ver historia de los orígenes de la Casa El Masri).

Hoy día, los Mehamed o Mehamid son muy numerosos en Salima, también los hay en Bairut, Aley, Feluga y Khalouat, y muchos de ellos han emigrado a Europa y las Américas, en especial a Venezuela, Argentina, Brasil, Canadá, así como al continente Australiano.

Son demasiado numerosos, si se quiere, tanto ellos como de los subclanes o subgrupos que de ellos se han originado, han hecho de esta estirpe un gran clan familiar. Varios de sus miembros han sido masheyij de alta talla, jefes locales, incluso jefes civiles, letrados, oficiales del ejército con altos rangos y profesionales en diversas especialidades

Desde el siglo XIX y parte del siglo XX, han ocupado el puesto de Mojhtar (mokhtar) en Salima, un cargo político, similar a alcalde, hasta perderlo recientemente en manos de los cristianos maronitas de dicha localidad.

De este clan familiar nacen los clanes o subclanes  Ahmed, Salum, Haurani, Khatib, Kesim Mehamed, entre otros.

 
.- El Clan Salum.

Es otro clan reciente, proveniente a su vez del Clan Mehamed. Los Salum, crecieron rápidamente ya que dos de sus descendientes Hussein y Mehamed Salum tuvieron en total 10 hijos, quienes se encuentran todos repartidos entre el Harat el Fauka, arriba del Castillo de Salima y el Ain el Kamar) y el Sharafi (al este de Salima).

Uno de sus descendientes, Nagib Yussif Salum, llegó a la Argentina, siendo él en Salima el director de la Orquesta Sinfónica (banda marcial) de Salima, la misma que ganó fama y reputación de ser la mejor banda de la montaña druza, encabezando a numerosos desfiles tanto locales, como estatales como nacionales, como la procesión por la muerte de varios respetados masheyij (sumos sacerdotes druzos), los funerales del gran canta autor Farid Al Atrash, quien falleció en Beirut en 1974 y la del líder druzo Kamal Yumblatt en 1977.

Otro de sus descendientes, Fawez Hassin Salum, desde muy joven sirvió en el ejército libanés, llegando a ocupar un alto rango. Durante la guerra civil libanesa (1975-1990) fue neutral y jugó un importante papel al detener la matanza de sus parientes en Salima, tras la invasión falangista. Él mismo vivió el horror al ver a su hermano, Slaimen Hassin, muerto, junto a su esposa y sus seis hijos el 29 de septiembre de 1976. Con su intervención, pudo salvar la vida de numerosas personas en el Sharafi, El Miden y otras áreas, entre ellas a su hermano Shafic, quien se encontraba sollozando al lado del cadáver de su hermano. Una vez dentro, Fawez Hassin y su tropa pudo desalojar a los falangistas de la región (Salima y Arsoun y tomar el control, para que vuelvan a sus hogares los desplazados, entre ellos numerosas familias de la Casa El Masri.

 
.- El clan Haurani

Este clan desciende de los Mehamed, de la estirpe de los Slaimén, que a su vez descienden del tercer hermano de los fundadores, Slaimen Jaireddin.

Los miembros de este clan son pocos, pero los hay en Salima, Khaluet y Feluga. Se cree que también en Mreiyat.

De este clan proviene Hussein El Haurani El Masri, quien fue el segundo pariente que emigra a la América, que lo hace a finales del siglo XIX, después de recorrer varias islas del Caribe, para llega a Venezuela, a través de la Vela de Coro, no especificándose en que año ya que se pierde en la historia, instalándose en la ciudad de Coro, capital de la provincia hoy conocida como estado Falcón, a muy pocos kilómetros de ese puerto.

De allí pasa a vivir a la vecina Sierra de Coro o de San Luis, donde se dedico a la cría de chivos, adquiriendo tierras en la zona, instalando poco después una finca, por lo que hizo una gran fortuna. Allí tuvo varios hijos naturales, con varias muchachas de la zona, y a todos ellos les dio el apellido de “Salima”, en honor a su pueblo natal, él mismo se hacia llamar Hussein Salima (no hay que confundir con los Salima de Santa Ana radicados en la Península de Paraguana, que son descendientes de tres hermanos Nacuzzi, de confesión maronita y provenientes también de Salima – Líbano.


.- El Clan Bou Chakra.

Con este clan de reciente aparición, entramos en un dilema, según unos historiadores orales, son de la familia El Masri, descendientes del ya numeroso Clan Mehamed de Salima, que a su vez descienden de la estirpe de los Slaimén, descendientes de Slaimen El Masri (Slaimen Jaireddin, uno de los tres hermanos fundadores de la familia.

Otros historiadores orales rechazan esta afirmación y dicen que no son El Masri, sino una familia realmente, cuentan la historia que un miembro de los Bu Chacra, venidos de otra provincia, llegó a Salima a principios del siglo XX, donde se acento con su familia, sus hijos se casaron con miembros de la familia El Masri, entre ellos se mencionan a Nayib Bou Chacra y Herif Bou Chacra, la hermana de estos se casa también con un El Masri,, los hijos de Nayib y Herif Bou Chacra, se casan con miembros de los El Masri, y así se han ido mezclando a tal grado que hoy se consideran como parte de la familia.

Los Bou Chacra son muy pocos y viven en Salima, en el sector de El Sharafi, al este del poblado, entre la parte baja del Convento y el Saraya o Castillo de los Abou El Lamah, donde conviven con otras familias de la Casa El Masri, en su mayoría de la casa Salud y Mehamed. Cabe señalar que El Sharafi es una zona aislada del resto de la familia de Salima, rodeados por un lado por cristianos maronitas, y por otro por la familia druza de los Said. Por cierto muy castigada durante la invasión de los falangistas en septiembre de 1976, durante la Guerra Civil Libanesa (1975-1990).

Uno de sus descendientes, Salim Kesim Bou Chakra, viajó a la Argentina en el año 1938, donde se radica, poco después viaja a Salima y se casa con Wadiha Slaimen El Masri (del clan Mehamed y ex esposa de Merhi Fahour El Masri) y con ella regresa a la Argentina, específicamente en la ciudad de San Martín provincia de Mendoza, donde se instalan y hacen familia. Salim murió al igual que Wadiha, ésta última el 12 de abril de 1999 a la edad de 94 años. Sus hijos Oscar y Sohaila, son conocidos como Buchakra, y así los hijos del primero, Oscar Yamil, Karim Gabriel Omar y Leonardo Sharif, todos Buchacra El Masri. Aunque más se identifican con el primer nombre.


. .- Casa El Musri o Musri.
 

Los El Musri o Musri, no se pueden considerar un can, sino parte de la familia El Masri que emigraron de Salima a la América del Sur, en particular a los que llegaron a Argentina y Chile.

Los El Masri que llegaron al resto de los países de América mantienen u apellido original Al Masri o El Masri o simplemente Masri, sean los de Venezuela, o Brasil, Centro América y el Caribe, Estados Unidos Canadá, Paraguay o Uruguay y algunos de ellos a la Argentina.

 

Escrito por:
Dr. Monir Afif El Masri
Valencia - Venezuela.

 

 

 

lunes, 6 de agosto de 2012

HISTORIA DE LA FAMILIA

3ª Parte,  El Regreso a Salima


La paz se hizo entre los El Masri y los Said


En las negras y parduscas colinas de origen volcánico de Yabal El Duruz se encontraban Ali El Masri, su hermano Ahmad sus hijos y sobrinos, entre ellos los descendientes de Slaimen, muchos de ellos ya mayores de edad, incluso algunos ya casados y con hijos, tratando de rehacer sus vidas después de aquella hazaña tan honrosa en el Ain de Arsoun, pasando los días sin saber nada de lo que ocurría en Salima, eso sí, con el temor y en la espera de la retaliación de Abou Ali Said, porque de aquellos hechos aun estos no se han vengado.

A pesar de ello, no descuidaban su guardia, más bien extremaron la seguridad, más que todos ellos Ali El Masri quien tenía la costumbre que apenas al caer la noche cerraba la puerta de su casa con llave y siempre le pedía a su mujer que estuviese muy atenta y cuidara de que la puerta estuviese cerrada, algo no común en el Yabal, donde vivían honorables y humildes familias quines mantenían sus puertas y ventanas abiertas hasta altas horas de la noche, incluso, muchas de ellas no le pasaban el cerrojo, por la alta seguridad y tranquilidad que se vivía en aquellas colinas del suroeste de Siria.

Era la excepción en casa de los El Masri, en particular del mayor de la familia, Ali El Masri, siendo ya cotidiano el repetir siempre a su mujer y sus hijos de cerrar la puerta y pasar la llave, una y otra vez y así todas las noches, hasta que una de ellas Ali y su esposa discutieron, ripostándole ella “Hasta cuando vamos a seguir con esta situación, nunca vamos a vivir tranquilos como los demás”, por lo qyue el le contestó una vez más “Cierra esa puerta, sino la cierro yo, si uno tiene enemigos tan peligrosos como los Said, nunca podremos dormir tranquilo, porque se que ellos algún día van a venir y querer vengarse”.

Mientras conversaban acaloradamente Ali y su esposa, cerca de la casa entre los arbustos se encontraba Abou Ali Said, que aunque temeroso del paso que iba a hacer, escuchaba la discusión, venía solo y sin intención de venganza, se ocultó entre los arbustos, cobijado por la oscuridad de la noche y espero que se calmaran dentro de aquella casa.

Siempre oculto se ubicó cerca de la puerta y grito “Ali El Masri, oh Ali escucha, soy Amin Ali Said, soy Bou Ali de Salima y vengo hacer la paz contigo y con toda tu familia, por favor sal para poder hablar tú y yo”.

Ali El Masri al escuchar la voz de su enemigo que lev gritaba desde afuera, quedó perplejo, sin perder tiempo tomó su escopeta y abrió la puerta para enfrentarle, pero este aun escondido entre los matorales trató de calmarle y convencerle de que estaba solo, diciéndole que no venía a pelear sino a conversar y hacer las paces.

Ali El Masri no quería dejarse engañar y le invitó a salir de su escondite y enfrentarse con él, en virtud de ello, no le quedó a Bou Ali más que exigir la vieja tradición árabe de pedir que le diera pan y un poco de sal,

Esta soplicitud tiene un alto valor y muy significativo en la cultura árabe, ya que la harina con que se hace el pan y la sal simbolizan la abundancia, la cosecha y el trabajo, también simboliza la confianza y la paz entre los hombres de buena voluntad.

Una vez más Bou Ali volvió a gritar: “Ali, por favor tirame un poco de pan y sal, para que tengamos entre nosotros la paz”, Ali aun incrédulo de lo que estaba ocurriendo, mantenía su arma en alto, sus hijos cerca y a la defensiva, pero le pide a su mujer que trajera el pan y la sal para darsela a ese señor, es en ese momento que éste sale de entre los matorrales, recoge el pan y se la come, luego se le acerca a Ali pidiéndole perdón por todo lo ocurrido y tras algunas palabras que se intercambiaron, terminaron en un gran abrazo con varios besos en sus mejillas (costumbre árabe de saludo, perdón y bendición).

Después de aquello se suscita entre ellos un dialogó, resaltando el tema del perdón a nombre de toda la familia Said y de todos aquellos que perdieron sus parientes en aquella refriega del Ain en Arsoun, la aceptación de la culpa por los errores cometidos por su hijo y la solicitud del regreso de todos los El Masri a Salima. Según la historia oral, Bou Ali Said le dijo a su antiguo enemigo “La paz entre nosotros es bajo una condición, si me juras que respetaras junto con toda tu gente este hecho, también me vas a jurar de que volveran conmigo a Salima para vivir juntos como antes lo hicimos”.

Tras esa conversación y pedido de paz, la cual fue aceptada por Ali El Masri en nombre de toda su familia, éste le pidió, algo de tiempo para reunirse con los suyos y discutir sobre el regreso, pero si le prometío volver a Salima, su villa su verdadero hogar, para vivir en paz como Dios manda.

La fecha y el año de este suceso, se perdió cobn el tiem,`po, ya que los historiadores orales de la familia no lo tenían sino calculaban que ocurrió 12 ó 14 años después de aquella fatídica noche, que tampoco se tiene claro en que día, mes o año ocurrió.


El retorno de los El Masri a Salima

Transcurren las semanas, hasta que el grupo de la familia El Masri (la gran mayoría de sus miembros se identificaban con el nuevo apellido) deciden que era tiempo ya de regresar a sus casas y tierras en Salima,

Pero no todos estaban de acuerdo en regresar y abandonar las casas que tenían en Yabal el Duruiz, quienes deciden quedarse en esas colinas de la montaña druza uno de ellos fue Henaidi, hijo del difunto Slaimen Jair Eddin, los otros fueron los hijos de los hijos de Ali y Ahmad, llamados Makled hijo de Matar, Braik hijo de Slaimen y un tercero que adoptó como apellido el original de la familia, Jair Eddin.

El resto de los muchachos se alistaron para acompañar a sus padres y tíos para el retorno a Salima, por lo que toman parte de sus pertenencias y en una clara mañana parten hacia el Líbano, tomando la carretera desde el Yabal vía Damasco, pernoctando según los cronistas orales en Jaramana un pueblo que queda al sur de Damasco (hoy suburbio de la misma), allí descansaron en casa de uno de los amigos, para continuar su viaje a Damasco, de alli se dirigen al oeste para tomar el paso montañoso de El Maazar en la cadena montañosa del Anti Líbano, frontera natural entre Siria y el Valle de la Bekaa (Líbano), al llegar al valle de la Bekaa (Líbano), en vez de dirigirse directamente al oeste para subir la cordillera del Monte Líbano, van hacia el norte para llegar cerca de la histórica ciudad de Baalbek, donde acampan con la intención de adquirir granos y otros víveres, la región de Baalbek en aquel tiempo era rica, y próspera, se le conocía como el granero y centro comercial de la región sirio libanesa. Pero existe otra versión de los cronistas orales y refieren que este hecho no sucedió sino que marcharon directamente al Monte Líbano, para ir de una vez a Salima.

Cierto o no, cuentan los cronistas que apoyan la primera versión, que al marchar hacia Baalbeck y acampan en un lugar cercano, donde pernoctan varios días mientras hacian sus compras, una vez cumplida esta parte, toman la vía de regreso hacia el sur para ir a retomar nuevamente el camino de Damasco al Monte Líbano, pasando por la abra de Duhur el Baidar, por encima de los 1500 metros sobre el nivel del mar, de allí bajar a la comarca de El Maten y llegar a Salima.


Cuentan los cronistas que el destino les hace una nueva jugada a los El Masri, ya que mientras estuvieron cerca de Baalbek, uno de los muchachos se enamora de una doncella de la villa de Haur Taala, pueblo a 20 kilómetros al sur de Baalbek, habitada por musulmanes del rito chiíta, y tal fue su amor por ella que decide a la postre casarse con la hermosa joven musulmana.

Las crónicas no aclaran si el jóven partió con ellos para luego volver por la doncella y quedarse con ella en esa villa musulmana o se quedó en dicho poblado para estar con la joven, lo que si esta claro es que el joven si se enamoró de la doncella y para poder casarse se tuvo que convertir a la fé chiíta del Islam, manteniendo su apellido, de su unión con aquella joven, sus descendientes se han multiplicado de tal manera que sus miembros viven no solo en Haur Taala sino en otras villas vecinas y en la misma ciudad de Baalbek, conformando hoy día al poderoso clan familiar de los El Masri de confesión musulmana de la región de Baalbek.

Los que quedan marcharon a Salima por la ruta señalada, inician el ascenso a la cordillera del Monte Líbano por Chtaura para alcanzar el paso por Dahar El Baidar, de allí descienden hacia Felougha, para luego pasar por Qornayel y de alli recorren los seis kilómetros para llegar a su tan anhelado destino, Salima.

Esta es la historia de los origenes de la Casa El Masri, de aquellos tres hermanos que inician sus vidas con la esperanza de mejorar y superar su situación, trabajando en tierras ajenas de los Lamaiyin (de los Emires Abou El Lamah), pero que con su honradez y su trabajo, poco a poco supieron ganar no solo la confianza de la gente de la villa, sino que ganaron sus propias tierras y en ellas construyeron sus viviendas, pero el destino les truncaria la felicidad al ser vilmente asesinado el menor de esos tres hermanos, para comenzar un gran periplo que les llevaría al Yabal El Duruz, para luego convetirse uno de ellos en egipcio, y asi poder consumar una venganza que les limpiaría el honor y volver de nuevo a Salima, despuérs de casi 12 ó 15 años de aquella fatídica noche de sequía.

De aquellos hermanos y sus descendientes (hijos y nietos), darían origen a una gran familia que con el trasncurrir del tiempo, crecerían tanto para expanderse no sólo en Salima, sino también en pueblos vecinos como Felougha, Khalouet, Bzebddine, Aley, Mreiyat, Yabal el Duruz, Jaramana, cerca de Baalbek y en esta misma ciudad,, incluso en Beirut, capital del Líbano, para conformar hoy una de las tres familias más numerosas entre los druzos.


La familia El Masri hoy

Salima, cuna de la familia y motivo de esta historia, en su inicio los El Masri eran unos 13 hombres entre los tres hermanos y sus hijos, para luego sumar los nietos y contar con un total de 18 varones aproximadamente, que con las mujeres y doncellas de la familia llegarían a unas 30 personas. Hoy en los umbrales del siglo XXI conforman más del sesenta por ciento (60%) de toda la población de la villa, el resto un 15% lo conforman la casa Said y un 25% lo conforman las familias cristianas de los Bechaallany, Nacuzzi, Fraija, Hadad, Zhain, Bashour y otros. Paradójicamente no existe ningún miembro de los nobles Abou El Lamah en Salima, ya que estos al cristianizarse se marcharon de la comarca y se instalaron más al norte en Bikfaiya, de ellos sólo queda su historia, el Saraya (castillo), el cementerio ya casi en el olvido y la tumba de la Princesa Zahar Abou el Lamah, conocida hoy como la venerada y santa Sit Em Slaimen.

No se supo más de la princesa o Emira Abou El Lamah ni de su esposo, ni de Bou Ali Said y su esposa, tampoco se supo más detalles de Ali El Masri, de su hermano Ahmad, de sus hijos, sobrinos o nietos, de ellos solo quedaron sus herederos, los Matar, Yabar, Bahaeddin, Slaimen, Mehamed, Fahour, Saloum, Haurani, Kesim, Jatib, Hamad, Shahin, Abdel Hedi, Hedi, Chibli, Bou Chakra y muchos otros clanes más, quienes actualmente hacen historia.

Pero los El Masri no se limitaron a vivir y trabajar solo en Salima, uno de sus descendientes, Abdelhedi (Abdel Hedi) se instaló en el pueblo vecino de Bzebdinne, donde hace raíces con su familia, de estos crecieron dos casas familiares, los Abdelhedi y la casa Hedi unos miembros de la primera familia se instalaron en la pequeña ciudad de Beit El Din en el Chouf.

Otros miembros de la familia El Masri lo hicieron en el siglo XVII y XVIII a lo largo de la ruta comercial de Salima a Baalbek, instalándose en los pueblos de El Kalaà, donde uno de los descendientes Abou Hussein Feriz hijo de Brahim El Masri, también conocido como Feriz Ibn Brahim El Masri (hijo de Brahim), quien se instala en dicha villa en el año 1809 (1229 del calendario musulmán), tras casarse con la hija de Salmén El Henaoui. Igualmente se instalan en la vecina Khalouat, otros en la parte baja de Felougha, todos estos pueblos vecinos entre sí y pertenecientes a la región de El Maten, incluso varios de ellos se instalaron en localidades ubicadas del otro lado de la cordillera del Monte Líbano, que mira al valle de la Bekaa y en ella misma, específicamente en Mreiyat (Mrayjat), cerca de Zahle (El Masri cristianos) y en la propia ciudad Baalbek, Aquí ya había una pequeña representación de los El Masri, de aquel joven que se quedó con una doncella de Haour El Taala, pues la historia se repite doscientos (200) años después, cuando un descendiente de los El Masri de Salima, Melhim Kesim El Masri, en una discusión que tuvo lugar en Salima a finales del siglo XIX, mata a dos personas de la familia Said. Y para evitar una querella y posterior venganza, los jefes familiares de ambas casas drusas se reúnen en una asamblea local y deciden expulsarlo del pueblo, y en su andar llega a esta región donde también se enamora de una joven musulmana de la localidad Baalbek, otros dicen que fue de Haour El Taala, casandose con ella y dejando una gran herencia familiar, hoy día los El Masri de esta región, son tan numerosa o más que los de Salima.

Otros lo hicieron más recientemente hacia el suroeste del Monte Líbano, específicamente en la ciudad de Aley cuando uno de ellos, Sharif Bahaeddin El Masri y su hermano Àyay Bahaddin El Masri llegaron con sus familias a mediados del siglo XX y unos cuantoslo hicieron a la misma capital libanesa, Beirut, estos últimos por razones de trabajo o comerciales.

En Siria también hay una importante y numerosa representación de parientes, pertenecientes a nuestra familia, unos mantienen el apellido El Masri otros no, en este grupo entra una gran e importante conglomerado de personas, quienes residen en varios poblados del Yabal El Duruz (Montaña de los Druzos, ubicado al suroeste del país, qyuienes se identifican con el nombre de su fundador, apodo o clan con que se originó, como los Henaidi, Makled, Braik, Kasouaâ, Balen y los Shehir, todos ellos residentes en Yabal Al Duruz y unos cuantos en el Golán. Hay una séptima casa provenientes de la casa original de los tres hermanos de Salima, los Jaireddin de Yabal Al Duruz, quienes mantuvieron el antiguo y original apellido, pero existe un octavo grupo, quienes se identifican con el Apellido El Masri, el cual se instalaron en Jaramana (Yaramana), un suburbio de Damasco, incluso unos cuantos viven en esta ciudad, estos son procedentes de Salima – Líbano llegados a la región probablemente a finales del siglo XIX, hoy día sus descendientes han nacido en este país, y aunque son sirios, mantienen su nacionalid libanesa, y cuando hay elecciones, van a Salima a sufragar sus votos en apoyo a la familia.

La Casa o familia Henaidi, son descendientes de Henaidi uno de los hijos de Slaimen El Masri (Jaireddin), uno de los fundadores de la estirpe El Masri, quienes se instalaron en el pueblo de Rimi, la villa donde habían llegado al exilio su tío Ali El Masri junto con su hermano Ahmed, hermanos y primos, tras ser asesinado su padre en Salima allí comenzaron a crecer como familia, posteriormente, en una época más reciente un miembro de esta casa obligó a sus hijos a instalarse en varios pueblos para que sean los líderes de dichas comunidades, y así se instalan como jefes de pueblo, no solo en Rimi, sino también en Majdal, Siyin (hoy conocida como Al Mazraà), El Tiri y Sami. Los Henaidi son tan populares en la región donde predominan, que a la misma se le conoce como las “Tierras de los Henaidi” (Harat el henaidiyet o Henaidet). También los hay viviendo en Yaramana, Damasco, en Swaida (capital del Yabal Al Duruz) y en el continente americano. Su número asciende a más de 4000 personas y se encuentran asentados en su gran mayoría en Yabal Al Duruz,

La Casa Makled (Maklad), son rama del clan Matar El Masri, descendientes de Ali Jaireddin, cuyo número asciende a más de 2000 personas, y quienes viven en Yabal Al Duruz en la localidad de Rami, Rajal, el primero es un pueblo en su totalidad perteneciente a esta familia, con una población que sobrepasa a las 1000 personas, también habitan en y en algunos otros pueblos cercanos a Rami y en la capital del Yabal, Swaida, Unos pocos viven en Líbano y un gran número de inmigrantes en América, principalmente en Venezuela.

La Casa Balen son descendientes antiguos de la familia El Masri, cuyos orígenes se remontan a los Bilan de Arabia Saudita. Son una numerosa familia asentada en Yabal Al Duruz, en su mayoría en el pueblo de Malah donde son mayoría y en Swaida. También hay muchos emigrantes en la América.

La Casa de los Kasouaà son descendientes de Hussein Mohammad Abdel El Hedi El Masri, conocido también como Mohammad El Kasouaâ (el Torcido, debido a su deformidad o joroba en la espalda), quien marchó a Yabal Al Duruz (Montaña de los Druzos), Siria, donde formó su familia, y a sus descendientes lo conocieron como uled Kasouaâ y de allí nace este apodo del clan que con el tiempo se convirtió en un apellido. Estos actualmente superan las 3000 personas y habitan en la localidad de Wakem, cerca de Em El Zhaituni, al norte de Swaida, y en otros poblados de la región, incluso en Swaida y Damasco, algunos emigraron a la América.

Otra antigua casa son los miembros de la familia Braik, descendientes de Slaimen, uno de los hijos de Ali Jaireddin El Masri, el mayor de los tres hermanos fundadores de la estirpe familiar, estos actualmente son numerosos, encontrándose asentados en varios poblados del Yabal como en el Majdal, en la región conocida como Hara el Henaidet (sector de los Henaidy).

Los de la Casa Jaireddin de Yabal Al Duruz, son descendientes de uno de los hijos de los hermanos El Masri Jaireddin que salieron de Salima al Yabal, tras la muerte de su hermano Ahmad. El fundador de esta casa mantuvo el apellido original de la familia.

El otro grupo, la casa Shehin provienen de la familia El Masri de Salima Líbano, su número no supera a los 2000 individuos, asentados en su mayoría en Yabal Al Duruz, en particular Swaida, capital de la región al sur de Siria.

En total, sin meter a los El Masri de Yaramana, son siete (7) familias o clanes familiares asentados en Yabal El Duruz, quienes descienden de la Casa El Masri de salima Líbano.


Los El Masri fuera del Medio Oriente
Desde que se instalaron en Salima, se encuentran emigrando a los pueblos vecinos y a otros países. Por ello se habla de una Emigración interna y otra externa. La primera es a los pueblos y villas cercanas, así como al país vecino, Siria, tal y como podimos apreciár en los anteriores párrafos. La emigración externa es la que efectuaron a otros países lejanos ubicados en Europa, África, América y algunos países del Medio Oriente.

De estos parientes que han emigrado del Líbano, en su mayoría son de la villa de Salima donde nació la familia, y en menor grado de Jaluet (Khaluet), Kalaá, Emriyat, entre otros. Hay que señalar que la primeras emigraciones se produjeron al país vecino Siria a mediados del siglo XVII, luego cuando comienzan los problemas políticos, religiosos y económicos en el Líbano, comienzan a emigrar los primeros parientes a la América a mediados y finales del siglo XIX, luego de esos primeros (2), se produce la gran emigración hacia ese continente desde principios del siglo XX y a lo largo de ella, principalmente Islas Neerlandesas (Curazao y Aruba), Venezuela y Argentina, más tarde a finales de ese siglo, los Estados Unidos de América (U.S.A.) sería el preferido, mientras que en los años sesenta y los setenta lo hicieron a los países del África, Medio Oriente, Europa y Oceanía.

El primer emigrante de la familia que salió del ambito sirio libanesa, incluso del Medio Oriente fue Hussein (Hassin) Ali Hassoun El Masri, de Salima quien marchó a la América entre Agosto a septiembre del año 1854, siendo el probablemente el segundo libanés que ha emigrado a la América en la historia moderna del Líbano, curiosamente, ese mismo mes y año, emigró el primer Libanés a la América, Tanius Beshahalani (Bishahalany), de confesión cristiano maronita y también oriundo de Salima Líbano, por lo tanto, este pariente Hussein Ali Hassoun es el segundo en la historia moderna de Salima, la historia no nos deja de asombrar, ya que ese mismo año, exactamente el 15 de agosto de 1854, fallece en Salima la querida santa druza Zahar Abou El Lamah, cariñosamente conocida como Sit Zahar o Sit Em Slaimen, hija de los antiguos emires druzos gobernantes en El Maten, los Abou El Lamah, ese mismo año antes de morir, repartió sus tierras en partes iguales a las dos familias druzas del pueblo, los El Masri y los Said, sediéndole su herencia a ellos en partes equitativas, lo que no pudo hacer fue seder el Castillo (Saraya) de Salima, porque este quedó en manos de sus hermanos que se habían cristianizado, quienes lo vendieron en el año 1882 a los Monjes o frailes capuchinosCapuchinos.

De Hussein Ali Hassoun poco se sabe, tampoco se tienen datos de lo que hizo o a donde llegó en el continente americano, Su hazaña solo ha sido mencionado en algunos escritos o cartas de ciertos intelectuales salimianos, como la carta del Profesor Rachid Deud El Masri (1987) al Dr. Monir Afif El Masri (quién escribe), eminente maestro de Salima por más de seis décadas, llegando a ser incluso el director de la Escuela Estatal de la escuela pública del pueblo.

Tras la partida de Hassin Ali Jassoun El Masri, para llegar en algún lugar de América, probablemente a los Estados Unidos, comenzó la emigración de numerosos parientes siguiendo las huellas de este y del primer libanés Tanius Bechaalani, en busca del sueño americano, la lista es muy larga, pero podemos mencionar que el segundo pariente en hacerlo fue Hussein El Haurani El Masri, de Salima que emigra a finales del siglo XIX a la America, llegando a Venezuela, específicamente al pueblo de Pedregal en el estado Falcón, a pocos kilómetros de la capital del estado, Coro, posteriormente se instaló en esta ciudad, de este pariente nace una familia apellidada “Salima”, quienes viven actualmente cerca de Churuguara en la Sierra de Coro (Falcón), estos no tienen nada que ver con los Salima de Santa Ana, península de Paraguaná (Falcón), quienes descienden de tres hermanos de la familia Maronita de los Nacouzzi, oriundos también de Salima -Líbano.

Luego le siguieron Merhi Hassin Fahour y Shahin Hassin Fahour, ambos de Salima, quienes lo hicieron a principios del Siglo XX y llegaron primero a USA y luego a Curazao, el primero nunca regresó al Líbano, muere en Curazao, mientras que Shahin si lo hizo, Abbes Hassin Fahour, en 1908 de Salima a USA, Mexico y Venezuela para regresar al Líbano, Kesim Salim El Masri (1910), de Salima a USA, nunca regreso, sus sus hermanos Said Amin Salim El Masri de Salima llega a Santiago de Chile (Chile) en el año 1910, el primero fue conocido con el nombre latinizado de Martín El Musri o Musri, nunca regreso, Amin Salim El Masri, estuvo poco en Chile para ir a USA donde su hermano Kesim y regresar a su casa en el Roaisi (Salima). Luego siguieron Salim Slaimen Mehamed, en 1914 de Salima a Pedregal (Falcón) Venezuela, en plena Primera Guerra Mundial, años después en la década de los treinta marcha a Curazao, Saleah Matar El Masri, en 1914 de Salima a Pedregal (Falcón) Venezuela, poca referencia se tiene de este pariente. Kemil Shehin El Masri, en los años veinte a México, donde trabaja y se dedica a la docencia, poco después regresa al Líbano, Yussif Mehamed Salum El Masri, en 1922 de Salima a la Argentina, provincia de Buenos Aires. Kesim Feyis El Masri, en 1924 de Salima a Colombia, Hassin Fahour El Masri, en 1924 de Salima a Colombia, padre de Merhi, Shahin y Abbes Hassin, quienes le precedieron en la emigración a la América, es el fundador del Clan Fahour, Yamil Shehin, en 1927 a la Argentina, poco después regresa al Líbano, Ali Abbes Fahour, en 1929 de Salima viaja junto con su tío Shahin Hassin Fahour a varias islas caribeñas antes de llegar a Venezuela, de allí a Curazao en 1931 y en 1948 se instala en Punto Fijo estado Falcón en Venezuela y en 1978 regresa al Líbano. Mehamed Abdalah Hussein Salum, en 1929 llega a la Isla Neerlandesa de Aruba, es primo hermano de Ali Abbes. Y así prosigue la larga y extensa lista de parientes que han viajado a la América y a otros continentes.

El motivo de esta numerosa emigración, es común para todos los libaneses, en su mayoría montañeses y campesinos, trabajadores de la tierra, cosechadores de viñales, olivos, cítricos, trigo, etc., pero situación económica empeoraba con los continuos conflictos políticos y religiosos que se presentaban en el país y en la región, tales como las guerras civiles druzos cristianas de 1840 y 1860, las revueltas de independencia de los países árabes, primero contra los turcos y luego contra las potencias europeas, complementándose estos Primera Guerra Mundial (1914-1918) y Segunda Guerra Mundial, las revoluciones blanca y árabe en el país, rematandose con el conflicto árabe israelí y la Guerra Civil Libanesa (1975-1990).

Para mediados del siglo XIX, cuando se inicia oficialmente la emigración libanesa, Salima era una pequeña villa de las alturas del distrito El Maten, rodeada de un gran ambiente de atractivo escenario natural, entre un bosque tupido de Snaubar (conífera de gran tamaño que produce el piñón comestible), donde existían casas y casonas de piedras labradas con techos de tejas rojas, entre ellas y alrededor del poblado se sembraban viñales, olivos, plantas cítricas, gran variedad de hortalizas, higos, así como de la cosecha del piñón (snaubar), además de la cría de ovejas y cabras.

A principios del siglo XX, muchos de sus pobladores se dedicaron a la cría de abejas (miel) y la cosecha del gusano de seda, con sus grandes hilanderías que eran numerosos en Salima, pero todo esto decayó drásticamente con la caída de la producción de la planta de la morera, de donde se alimentaban estos gusanos.

Tras comenzar los conflictos político religiosos, que llevaron a la destrucción no solo de la economía de Salima, sino de toda la montaña libanesa, no en balde se destruyeron la mayoría de los viñales, trigales y otros sembradíos en las décadas de los treinta y cuarenta del siglo XIX, y luego a mediados de la década de los cincuenta y principios de los sesenta del siglo XX, cerrarían todas las hilanderías (querjenet) de seda, en el transcurso de siete años, repercutiendo notablemente en la villa.

Esa es la verdadera historia de todo emigrante libanés, y también es la verdadera historia de todo emigrante salimiano, específicamente de los El Masri, aunque con ciertas excepciones, muchos de ellos llegaron a la América utilizando como escala a las Islas del Caribe, en especial las Neerlandesas (Curazao y Aruba) para llegar a Estados Unidos, México o Venezuela, principalmente a este país, entrando por Oriente desde Trinidad, o por el puerto de Maracaibo Estado Zulia y el puerto y aeropuerto de la Guaira, pero la mayoría lo hicieron a través del Aeropuerto de las Piedras en Punto Fijo Estado Falcón, cuando este entró en funciones entre los años cuarenta, otro grupo importante de parientes llegaron a los Estados Unidos (U.S.A.), Brasil y Argentina, y en menor grado los otros países, en su mayoría por barco entre los últimos años del Siglo XIX hasta cerca de mediados del Siglo XX, cuando empezaron a llegar por vía aérea.

Esta emigración aunque en cierta forma positiva para los que se marcharon al extwerior, al mejorar su forma de vida, fue muy negativa para el poblado, ya que limitó su crecimiento tanto geogtráfico como económico, hoy día entre las casas de la familia El Masri no hay ninguna que no tenga un emigrante en América o en otro continente, alejando a muchos de sus raices de los que quedaron en Salima

En la actualidad, la mayor emigración se concentra en Estados Unidos, Brasil, Venezuela, Argentina, Chile, Canada, Alemania y en los países de la Peninsula arábiga (Arabia Saudita, Emiratos Árabes).

Un hecho de importancia de resaltar es que en América se fundan nuevos clanes familiares de la familia El Masri, como los “Salima” en Falcón – Venezuela, los “Fahour” en México y los “Buchacra” en Mendoza – Argentina, además de los modismos de la misma familia, tales como El Masri o Al Masri en Venezuela, U.S.A., Colombia, Brasil, países de Europa, Curazao, Aruba y en Australia, los “El Musri” o “Musri” en Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay, los “El Mazri” en México y algunos países en Europa, y los “El Mosri” en algunos de esos países.

Trescientos treinta y ocho (338) años después de aquella fecha de 1636, uno de sus descendientes, quien escribe esta historia fue a visitar las tierras de sus padres, Líbano, para conocerla, en especial Salima (septiembre 1974 a Enero 1975), siendo un jóven para aquel entonces, pero que al estar en esas tierras se le quedó marcado una gran huella para siempre.

En ese lapso (septiembre de 1974) llegaron de visita a Salima una gran comitiva de parientes proveniente de Yabal El Duruz – Siria, eran los primos hermanos (Huled el Aamm) como se conocen los parientes de Siria con los El Masri del Líbano, compuesto por ancianos, hombres sabios (masheyij), adultos y jóvenes, encabezados por los Makled, Henaidi, Balen, Jair Eddin, entre otros, acompañados de los parientes El Masri de Jaramana (Yaramana), suburbio de Damasco, la capital de ese país, para un total de ciento un (101) personas, quienes pernoctaron en las casas de los parientes de la villa por casi dos semanas, la que utilizaron como base de sus visitas a todos los pueblos donde hay El Masri en Líbano, como Bzebddine, Chalet, Felougha, Mreiyat, Aley, además de visitar casa por casa de los parientes en Salima.

Los El Masri de Baalbek (musulmanes) al conocer la visita de estos parientes sirios a Salima, extendieron una invitación para que visitaran la región ya que a pesar de ser de otra Fe religiosa no dejan de ser una misma familia, siendo aceptada y al ir a estas ciento un personas de visita, fueron acompañados por una importante comitiva de los de Salima, con ellos fue la Banda Marcial de los El Masri de Salima, la más famosa e importante del Monte Líbano, siendo todos movilizados con dos autobuses, una buseta y varios vehiculos, siendo recibidos en la entrada de la ciudad turística de Baalbek por una muchedumbre, que portaban pancartas de bienvenida, una vez allí hubo fuegos artificiales y disparos al aire con sus escopetas y rifles, para luego ser invitados con un recorrido por el sector y finalizar con una gran parrillada

Esto confirma y no es la primera vez que hacen estas reuniones o encuentros familiares que la Familia El Masri del Monte Líbano, de la Bekaa, de Baalbek y de Siria son una misma familia, la Casa El Masri.

Recientemente, el 16 de noviembre de 2010, que coincidió con el día del Eid el Adha (Fiesta del Sacrificio) se repitió dicho gran encuentro nacional en Salima, siendo visitados por una numerosa representación, mayor que la del año de 1974, ya que vinieron parientes de todas partes para recibir a los El Masri de Siria (Jaramana y Yabal el Duruz), a esta reunión también vinieron los El Masri de todos los pueblos del Líbano, incliyendo los de Baalbek, además, estuvieron presentes una importante representación de los fair edwin de la región de Rashaiyah – Hasbaiyah (sur este del Líbano

En esta oportunidad, la reunión se efectuó en el Jaliye Bait El Masri, especie de club de reuniones y o convenciones de la familia en Salima, a tal extremo que fue reseñado por varios periódicos regionales y nacionales del país, entre ellos el periódico del Partido Progresista Socialista de Jumblatt, el más prestigioso órgano informativo de los druzos y uno de los más importantes del país.

Esta última reunión confirma que la Casa El Masri de Líbano, con todas sus ramas y clanes tanto en este país como en Siria, son una sola gran casa familiar, emparentados con los Jair Eddin de la región de Hasbaiyah – Rashaiyah, que antiguamente se conoció como Wedi Al Taym.

Cabe reseñar que hasta el siglo pasado varios miembros de la familia El Masri no creían posible provenir de la comasrca de Rashaiyah, de los Jair Eddin de Ain Harshi (Wedi El Taym), por el simple hecho de encontrarse tierras y registros en dicha región a nombre de la familia El Masri, pero en el año de 1947 llegó a Salima Bou Salim Jaireddin, de Ain Harshi, quien confirmó la historia de los tres hermanos fundadores de la familia, desde que salieron de su villa hasta que se asentaron en Salima.

Finalizando este resúmen histórico familias se debe indicar que ha habido varios intentos de reunir a la familia El Masri en Venezuela, un encuentro o reunión anual, pero hasta la fecha ha sido imposible, a menos que sean por muerte de uno de ellos, los parientes de toda Venezuela asisten a los funerales, eso sí, la obligación moral ante el dolor de una familia que pierde un miembro es primordial, pero la idea es que no solo en estos casos hay que reunir a la familia, sino en otro tipo de oportunidades, incluso cabe reseñar que el Dr. Monir Afif El Masri (quien escribe publicó un escudo de armas familiar en su facebook y rápidamente fue adoptado no sólo por sus miembros en Venezuela, sino también en Líbano y Chile, por cierto, los parientes en este país austral de América (El Musri), están intentando reunir a la familia y tienen planes concretos para hacerlo en el año 2011, gracias a los trabajos y cartas publicados de la Familia El Masri en el Blog del Dr. Monir, y gracias a que uno de los descendierntres de Felipe Musri Musri abrieron en Facebook “Clan de los El Musri”, que han logrado reunir a un gran número de esta familia en Chile y Argentina, igualmente desde hace pocos meses los El Masri de Salima han abierto varios sitios en Facebook, como Salima Al Maten, con casi 400 miembros, abierto por miembros del Partido Progresista Socialista Libanés de la familia, Salima Village – Lebanon, administrado por Rabih Haurani Massry y Amr El Masri con más de 400 miembros, El Masri Family Network Group abierto por Sam El Masri de Calgary Canada, de 240 personas, o El Masri Family Network Group de Abou Ali Melhim Kaseem (musulmanes) también de Calgary – Canada con casi 440 personas.


                                Monir Afif El Masri
                               Valencia - Venezuela.
                                      Agosto 2012